Sbye

Centros de Salud Integral

La sanación activa y la alimentación consciente cambiaron mi vida

La gente me ve rejuvenecida; cuando me preguntan qué hago para estar así siempre digo que mi secreto es Sbye.
Leer más

Con la dieta Sbye no he vuelto a tener dolores

Me alegro muchísimo de haber conocido esta forma de alimentación porque ha cambiado mi vida.
Leer más

Aprender a comer mejoró mi salud

Desde que sigo el método nutricional de Sbye mi visión ha mejorado, ya no tomo protector gástrico y mi analítica está mejor que nunca.
Leer más

Con otros métodos me gastaba mucho dinero y no adelgazaba

El cuerpo ya no me pide saltarme la dieta.
Leer más

Como hasta saciarme sin sentimiento de culpa

Con la dieta Sbye en poco tiempo el cuerpo se vuelve más eficiente, permite comer de todo sin obligaciones de ingerir un determinado alimento ni descartar otros.
Leer más

Disfruto comiendo de todo, sin privarme de nada

Ahora me siento mejor, nunca me había sentido tan vital y con tanta energía.
Leer más

Desde que tomo Omega 3 saco mejores notas

No solo saco mejores notas, sino que además me ayuda a tener más memoria, antes tenía muy poca memoria.
Leer más

Con el método Sbye aprendí a alimentarme bien

Soy mejor jugando al brilé porque me alimento mejor.
Leer más

Aprender a comer mejoró mi salud

 

Desde que sigo el método nutricional de Sbye mi visión ha mejorado, ya no tomo protector gástrico y mi analítica está mejor que nunca.

 

Inma vive en Caniles, Granada. Gracias a la posibilidad de realizar las consultas vío online y motivada por el deseo de mejorar sus problemas de salud y, además, perder perso, se animó a hacer el curso 'Aprender a Comer' y a seguir las recomendaciones nutricionales de nuestros expertos. Tras unos meses alimentándose de forma consciente empezó a notar una gran mejoría en su estado físico y anímico, lo cual la llevó a interesarse cada vez más por nuestro método, hasta el punto de que comenzó a formarse profesionalmente con Sbye y, en la actualidad, tiene su propio centro de Alimentación Consciente.

 

Ella misma nos cuenta su experiencia.


 

 

Un viaje que cambió mi vida

Mi familia y yo teníamos ganas de conocer el interior de Galicia y, en julio de 2013 nos fuimos de vacaciones a O Carballiño. Paseando por el pueblo me  llamó la atención un escaparate en el que se informaba de que enseñaban a  aprender a comer sano.

Me fui pensando en el tema y cada vez me picaba más la curiosidad por saber de qué iba aquello de aprender a comer sano. Aunque tardé varios días en decidirme, el último día de mi estancia en O Carballiño me animé a dar el paso  y entré en Sbye.

Me atendió Daniel Mato, una persona cercana y agradable que me explicó un poco cuál era la filosofía del centro y me enseñó las instalaciones. Recuerdo que en aquella visita me crucé con María Garriga, la directora, en un pasillo. Aunque la vi solo un instante porque estaba hablando con otra persona, con su saludo me transmitió una buena cantidad de energías positivas, y en aquel momento supe que había sido un gran acierto haberme decidido a entrar.

Antes de regresar a Caniles ya había tomado la decisión de iniciar el curso ‘Aprender a Comer”, así que una de las primeras cosas que hice al llegar fue rellenar el formulario de datos y mandarlo por correo electrónico a Sbye.  Me dieron cita para la primera sesión con María Garriga y, sin más, empecé mi curso. 

Si bien al principio estaba un poco desconfiada por el hecho de que las sesiones fueran por Internet, al poco tiempo comprobé que ello no era ningún impedimento y en todos los momentos en los que necesitaba ayuda obtenía respuesta del equipo de Sbye vía Skype, correo electrónico, SMS, WhatsApp, teléfono…  Así que aprendí  a comer sano cómodamente desde mi caso y el apoyo incondicional de los profesionales.

 

Inma

 

Inma Sbye 1

Me siento enérgica, vital, duermo mejor…

 
Acostumbrada a que cada vez que había querido hacer dieta me habían restringido muchos alimentos, el método que me propusieron en Sbye para perder peso y ganar salud me sorprendió muchísimo porque podía comer de todo, con moderación y con cabeza, y con un método que me hacía autónoma y libre para prepararme la comida que me apetecía.
 
Tras unas semanas con el método Sbye me di cuenta que, por primera vez, estaba haciendo dieta y no estaba pasado hambre ni teniendo ansiedad, y empezaba a notar cómo iba adelgazando y mi aspecto físico mejoraba día tras día.  Y lo mejor de todo… que los demás lo notaban!
 
Empecé a sentirme enérgica, vital, con ganas de hacer cosas… Pero para mí lo más sorprendente fue que empecé a ver mucho mejor, pude dejar el protector gástrico y los resultados de mis analíticas empezaron a ser cada vez mejor.  A lo que tengo que añadir que dejaron de hincharme las piernas y los tobillos y que  incluso duermo mejor.
 
Aquel viaje a Galicia cambió mi vida y mi salud para mejor. Gracias a Sbye he puesto los pies en el suelo y he comenzado a andar paso a paso el camino que, sinceramente, creo que me lleva a una vida plena y más sana.
 
Con Sbye estoy viviendo una de las mejores experiencias de mi vida.

 

 

 

 

Todos deberíamos vivir esta experiencia

 
A todas las personas que lean mi historia me gustaría invitarlas a que vivan esta experiencia en primera persona, a que no desperdicien la oportunidad que les brinda Sbye para estar sanos y felices. 
 
Sbye no propone una dieta, sino un estilo de vida que les va a ayudar a sentirse mejor física y emocionalmente y, sobre todo, a mejorar la salud. Merece la pena intentarlo.

Pepe Inma y Mara Sbye