Sbye

Centros de Salud Integral

¿Por qué con lo poco que como me cuesta adelgazar?

 

 

Si te has planteado adelgazar por tu cuenta, quizá te esté llevando más trabajo del que esperabas. A pesar de estar poniendo todo de tu parte y comiendo muy poco, puede sucederte que veas que no consigues adelgazar de verdad y que ya te has estancado.

 

 

 

 

 
 

Adelgazar no siginifica perder peso

 

Si tienes la sensación de que te estancas, quizá la razón se encuentre en que no estás realmente adelgazando, sino perdiendo peso.

 

 

comparaci n en porcentajes de grasa corporal

La diferencia radica en que mientras adelgazar significa perder volumen debido a la pérdida de grasa corporal, perder peso significa perder cualquier estructura del cuerpo que tenga peso. ¿Qué significa esto? Que simplemente puedes estar deshaciendo tu músculo o perdiendo líquidos, pero lo más habitual es lo primero. Para comprenderlo tienes que saber que el músculo sirve de reserva energética para el cuerpo al igual que la grasa, pero que en ciertas condiciones el músculo es lo primero en perderse:

 

 

 

 

  • Si no comes generas hidrocortisona, una hormona que va a activar la secreción de insulina, la cual actúa como hormona cerrojo para la grasa, de forma que no te deja acceder a esta como reserva energética para quemarla. Así que si comes poco estresas tu cuerpo y adelgazas peso, pero a costa de perder músculo;
  • Si comes hidratos hipocalóricos, pero basas tu dieta en estos (ensaladas, fruta, tortitas de arroz inflado, cereales, etc.) también segregas insulina de forma constante, tampoco adelgazarás grasa pero si tus calorías son pocas para tu gasto diario sí perderás peso, de nuevo el de tu músculo;
  • Si tienes la sensación de que cualquier "cosa" que comes te engorda, o hace tiempo que has perdido tu cintura de avispa, lo más probable es que estés en una situación de resistencia a la insulina, esto quiere decir que siempre tienes insulina en tu sangre y una vez más, no adelgazarás grasa, y si consigues adelgazar a base de mucho sacrificio y ejercicio, será músculo.
  • Si tomas diuréticos y laxantes, infusiones "adelgazantes" o pastillas que no te dejan absorver grasas o hidratos también podrás perder peso pero aquí habrá una mezcla de pérdida de sustancias como los líquidos y el músculo, pero difícilmente será grasa corporal. 

Lógicamente todos estos adelgazamientos producen efecto rebote rápido ya que el cuerpo en seguida intentará recuperar su músculo, pues es vital para nuestra salud. Por otro lado si tenías líquidos retenidos, la causa no la habrás corregido, y también volverás a generarlos. Y de ahí la frustración de no conseguir lo que tanto anhelas: adelgazar.

 

¿Qué más puede estar influyendo para que no consiga adelgazar?

 

Como ya te hemos dicho en otros artículos la responsable número uno de que engordes es la insulina que lleva tus excesos de azúcar y grasa a formar grasa corporal, pero no es la única vía para engordar o para impedirte que adelgaces.

 

Otras razones:

  • La inflamación celular.
  • La falta de micronutrientes como el magnesio, el hierro, el cromo o el potasio.
  • El exceso de toxinas en tu cuerpo.
  • El mal funcionamiento de tu intestino.
  • El estrés con el que vives.

 

 

dificultad adelgazar

 

 

Como puedes ver el adelgazamiento puede no ser tan sencillo y de ahí que no todas las dietas sirvan para todas las personas y que algunas no consigan, como hemos dicho anteriormente, adelgazarte de forma definitiva, es decir, sin efecto rebote.

 

La inflamación celular se produce por muchas razones, pero la más directa es comer muchos alimentos inflamatorios (lácteos, carnes grasa y embutidos, huevos, bollería y alimentos industriales con grasas hidrogenadas, aceites vegetales...) Si tu alimentación es rica en azúcares (pastas, cereales, legumbres, panadería, bollería, confitería, etc.) también produces este tipo de inflamación de forma indirecta.

Con este tipo de inflamación no conseguimos adelgazar grasa de nuestro cuerpo hasta disminuirla porque nuestra grasa también se inflama. Esta inflamación celular va a agrabar cualquier enfermedad o dolor, pero si no tienes todavía señales de dolor, te llevará a estar en un estado general de malestar sin darte cuenta (uñas quebradizas, pelo sin brillo, sin vida y fino o quebradizo, problemas de sueño y de cansancio, estreñimiento, ansiedad, etc.)

Micronutrientes como el magnesio son vitales para que puedas llevar a cabo una dieta y adelgazar, pues sin este mineral tienes más ansiedad por comer; así mismo el cromo es fundamental para la gestión de la insulina; el hierro bajo provoca cansancio y dificulta el adelgazamiento porque no se le aporta suficiente oxígeno al cuerpo para metabolizar los alimentos. 

En cuanto al exceso de toxinas dificulta el adelgazamiento por dos vías. La primera es que el hígado, que es clave en la gestión de la insulina, ve alterado el funcionamiento por la sobrecarga de toxinas, pero la razón más directa es que la grasa cumple una función de seguridad en nuestro organismo, aislar el exceso de toxinas que no es posible metabolizar por el hígado. Por tanto cuantas más toxinas más grasa. Toxina es todo aquello que al cuerpo no le sirva, es decir, que tenga que desechar, así que tóxicos serían no sólo el tabaco, el alcohol o la polución, sino los conservantes, edulcorantes y saborizantes de los alimentos, los cosméticos, los medicamentos, los anticonceptivos, etc.

Por otro lado está  el mal funcionamiento del intestino. Si el intestino no funciona correctamente ya engordas seguro y además padecerás muchísima ansiedad y retenciones de líquidos. La salud del intestino es fundamental para el éxito de cualquier dieta y para la salud. La razón fundamental es que es aquí donde se comienzan a eliminar toxinas, que ya sabes que es clave, y asimilar nutrientes (magnesio, potasio, cromo..) que también sabes que es clave. Pero además si la flora está dañada la absorción de hidratos de carbono es más directa y por tanto también la secreción de insulina.

¿Y el estrés? El estrés lo provoca todo: te llena de toxinas, eleva la insulina, retiene líquidos, excreta minerales, inflama el cuerpo... Por tanto es la razón más directa de engordar y el fenómeno más difícil de controlar a la hora de adelgazar. Y el estrés no es simplemente vivir con mucho trabajo, sino vivir con mucha responsabilidad y preocupado, o no dormir lo suficiente.

 

 

 

 

 

¿Qué te ayudará a adelgazar?

 

El aliado número uno para adelgazar es incluir en cada comida que hagas hidratos y proteínas, de este modo podrás controlar tu insulina.

La fuente de hidratos debe ser fundamentalmente verduras y frutas de este modo estarás ayudando a tu cuerpo por varias vías:

  • Eliminación de toxinas, pues los vegetales son altamente depurativos;
  • Control de la insulina, pues los vegetales tienen menor carga glucémica;
  • Control de la inflamación, pues los vegetales tienen sustancias antiinflamatorias y menos azúcares;
  • Remineralización, pues en los vegetales tenemos prácticamente todos los oligoelementos y minerales necesarios (magnesio, potasio e incluso hierro y cromo);
  • Mejora del funcionamiento intestinal, ya que los vegetales tienen fibra para mejorar nuestra probiota.

Tomar infusiones depurativas sin exagerar también puede ayudarte: alcachofa, diente de león, cola de caballo,... Pero nunca recurras a diuréticos ni laxantes y ten mucho cuidado con las infusiones de moda que buscan aumentar el metabolismo, siempre serán excitantes y por tanto podrán generarte mucha ansiedad.

Por supuesto también necesitas agua, pero no exageres, beber 4 litros de agua es una exageración y si lo estás haciendo puede estar siendo síntoma de falta de algún mineral como el magnesio y el potasio. Casi nunca más es mejor. Si tomas mucho vegetal una medida adecuada de agua puede ser de uno a dos litros adicionales diarios, dependiendo de cada persona.

El ejercicio físico por supuesto te ayudará, y si no adelgazas, al menos mantendrás la salud pues eliminarás toxinas y el exceso de grasa visceral. Si eres hombre, normalmente la dieta y el ejercicio serán suficientes, pero ten mucho cuidado porque normalmente los hombres tenéis mucha inflamación y un hígado muy saturado, lo sabrás si tu barriga es muy redondeada y dura. En este caso las infusiones depurativas y los vegetales son más que nunca tus aliados.

 

 

 

gimnasio

Por último meditar, dormir bien, relajarse, hacer yoga, bailar, reir, jugar, etc. son grandes aliados para el adelgazamiento porque nos relajan que es el mejor estado para adelgazar. Mucho cuidado por tanto si ir al gimnasio te estresa, quizá sea contraproducente.

Por supuesto si ya tienes importantes desequilibrios lo mejor es acudir a cualquiera de nuestros centros para que determinemos qué te sucede y cómo ayudarte, pues como te decimos el adelgazamiento hoy en día ya no es tan sencillo, pues nuestros cuerpos están muy castigados. De hecho las personas que más dietas y régimenes han hecho en su vida son las que más dificultad tienen debido a que su cuerpo se encuentra muy desequilibrado debido a esas épocas de tanta restricción y desequilibrio.

Adelgazar es posible y relativamente sencillo si sabes qué te está sucediendo. En Sbye, Centros de Salud Integral  no solo buscamos tu desequilibrio y te lo explicamos sino que te formamos para que seas autosuficiente y que puedas elaborar tus comidas tú sol@ el resto de tu vida siguiendo una dieta adecuada en cualquier situación social (banquetes, celebraciones, restaurantes, etc.) Acércate y consúltanos, verás el vuelco que da tu relación con la comida. 

 

 

Escribir un comentario