Sbye

Centros de Salud Integral

Hiperpigmentación

 
 
La hiperpigmentación de la piel es un mecanismo de defensa de frente al sol; nuestro cuerpo activa las células específicas de la piel para nuestra protección solar, los melanocitos, encargados de ponernos morenos en verano, produciendo melanina, la responsable del color de nuestra piel. Normalmente la piel se colorea uniformemente pero, a veces, esta coloración no sigue un patrón determinado y es producida en exceso en algunas zonas, es cuando hablamos de hiperpigmentación.
 
 
 
 

¿Por qué se produce?

 
La hiperpigmentación se produce por la conjunción de varios factores: la excesiva exposición al sol, los rayos ultravioleta, las modificaciones hormonales (está muy asociado al embarazo, por ejemplo, puesto que se asocia al nivel de estrógenos y progesterona), predisposicón genética e incluso traumatismos cutáneos (golpes, acné...).


Según el mecanismo desencadenante, la hiperpigmentación adopta diferentes formas:

 

  • Pecas: se dan en personas pelirrojas o rubias con ojos y piel claros. Las pecas son pequeñas manchas oscuras que al exponerlas al sol oscurecen más. Aunque generalmente resultan encantadoras, la persona que las lleva no siempre se ven bien. Tienen un origen genético. Aparecen durante la infancia y luego se acentúan con la pubertad (cambio hormonal) para desaparecer generalmente entorno a los treinta años.
  • Melasma: está asociado a modificaciones hormonales y se agrava con la exposición solar. Se caracteriza por la aparición de manchas marrones repartidas de forma simétrica en la frente, la nariz y las mejillas. Afecta con mayor frecuencia a las personas de piel morena. Es muy común en las mujeres embarazadas (máscara, paño del embarazo o cloasma), desapareciendo generalmente después de dar a luz. También se puede formar debido a la ingesta de anticonceptivos orales u hormonoterapia durante la menopausia o estar asocado a problemas hormonales (se asocia a los estrógenos y progesterona).
 

 

pecas

  • Léntigos: son pequeñas máculas oscuras redondas u ovaladas. Se asocian a la edad (léntigos seniles o manchas de la edad) o a una exposición solar excesiva (léntigos solares o actínicos). Reflejan una incapacidad de la epidermis para gestionar los efectos nefastos de los rayos ultravioleta. Las personas de piel clara, más vulnerables al sol, son las más afectadas por los léntigos.

 

  • Las hiperpigmentaciones post-inflamatorias: tras una quemadura, corte, reacción cutánea a un medicamento, una infección o trastornos cutáneos como el eczema o el acné, la piel puede estar más oscura en las zonas afectadas. Este tipo de hiperpigmentación se observa especialmente en pieles morenas u oscuras, más ricas en melanina.
 

La piel

La piel es el órgano más grande del cuerpo, ya que representa aproximadamente el 15 por ciento del peso total del cuerpo en seco. Pero lo que es más importante, es que constituye la primera línea de defensa entre nosotros y el medio ambiente hostil.

Las células cutáneas (fibroblastos) se están produciendo constantemente para renovar las capas exteriores de la piel, que se pierden de forma constante al entrar en contacto con el medio ambiente. Pero a medida que se envejece, el índice de nueva síntesis de las células cutáneas se reduce en casi un 50 por ciento.

La piel se compone de dos partes. La primera se llama epidermis y está compuesta principalmente por una capa superior llamada capa córnea formada por células cutáneas muertas con una singular composición lipídica rodeadas de queratina (una proteína estructural) que impide que las células muertas se desprendan como escamas.

La capa córnea es lipídica para cumplir con su función de barrera hidrofóbica ante el mundo exterior evita que la piel pierda agua). Se trata de una verdadera barrera protectora. La primera señal de deficiencia de ácidos grasos esenciales es la descomposición de esta barrera, lo que da como resultado una piel seca y escamosa. Estos ácidos grasos son omega 6, muy presentes en nuestra dieta. Sin embargo de nuevo, una vez más, el omega 3 es esencial porque interviente en la síntesis de nuevas proteínas estrucutrales (queratina, elastina y colágeno).

El nivel inferior de la epidermis se compone de células cutáneas que se mueven hacia arriba para sustituir a las de la capa córnea que se van perdiendo (durante quince a treinta días).

La epidermis también contiene melanocitos, responsables de la liberación de melanina, compuesto responsable del bronceado y la protección de la piel frente a la radiación ultravioleta. Estos melanocitos disminuyen con la edad y por tanto también nuestra protección, lo que conduce a las manchas. En esencia estas hiperpigmentaciones son la acumulación de proteínas intervinculadas y grasas catalizadas por la radicación UV, debido a la ausencia de melanina.

  

 

Por cierto, también las canas aparecen por la disminución del número de melanocitos dentro del folículo del pelo.

La hormona estimuladora del melanocito (MSH) controla el número de melanocitos y se segrega desde la Hipófisis, necesitando AMP cíclico y el AMP cíclico se puede estimular a través de la alimentación.

estructuradelapielPor debajo de la epidermis está la dermis, donde las células vivas son procesadas de una forma permanente. La dermis es rica en capilares que aportan los nutrientes frescos y el oxígeno necesario para el crecimiento permanente de nuevas células cutáneas. El número de capilares también disminuye con la edad. La piel arrugada es una combinación de la reducción de la síntesis de colágeno, unida a un intervinculación de las fibras colágenas causadas por los radicales libres. Esto también ocurre en las fibras de elastina, lo que genera una falta de elasticidad en la piel.
 

 
 

¿Cómo podemos ayudarte desde Sbye?

 

 

descarga 3

 
1. Alimentación con frutas y verduras

La Dieta que nosotros te proponemos provocará un correcto equilibrio hormonal de tu organismo a todos los niveles, por lo que por un lado disminuímos uno de los factores más relevantes para la hiperpigmentación (el desequilibrio hormonal) y por otro estimulamos AMP cíclico y la hormona del crecimiento, responsables de la regeneración celular de la piel.

Además una dieta rica en vegetales nos aportarán minerales y vitaminas necesarios tanto para la remineralización de la piel y el aporte de antioxidantes capaces de combatir los radicales libres, como para alcalinizar y depurar el organismo.

 

 

rostro germaine capuccini

3. Tratamientos estéticos 

  • Strategist Refine de Germaine de Capuccini: peeling profundo que produce un microtraumatismo de la piel para estimular su regeneración y crecimiento de nuevas células, además de estimular el sistema inmunológico de la piel. Se trata de un tratamiento basado en las técnicas dermatológicas de microdermoabrasión que, gracias a su exclusivo sistema refinador, retexturiza la epidermis en profundidad, revelando una piel resplandeciente de juventud.
  • Timexpert White de Germaine de Capuccini: se trata de una completa línea de tratamiento anti-edad capaz de prevenir, regular y corregir la aparición de manchas; creada especialmente para las pieles con hiperpigmentaciones y apagadas. Tratamiento que incorpora tecnología Melanolight Process, que actúa intensamente antes, durante y después de su formación.
   
2. Suplementación
  • Omega 3 con EPA y DHA, que por un lado nos llevarán a un nuevo equilibrio hormonal por la vía de los eicosanoides reduciendo la inflamación de la piel en determinados casos (acné, psoriasis, ezcemas, etc.) y por otro ayudarán a mejorar el flujo sanguíneo necesario para alimentar el crecimiento y la regeneración celular.
  • Suplementación con complejos vitamínicos: vitamina A, C, B, E, coenzima Q-10, glutatión peroxidasa, selenio y zinc para los casos más resistentes de la piel: acné, psoriasis, rosácea, lupus eritematoso, eccema, cáncer de piel...
  • Suplementos de Vitamina A o su precursor el betacaroteno: es probablemente la vitamina que más contribuye a mantener la piel sana junto con la vitamina C. Ayuda al bronceado ya que favorece el desarrollo de pigmentos en la piel. Los betacarotenos no se acumulan, es decir, el organismo sólo absorbe la cantidad que necesita y el resot la desecha por lo que evita la toxicidad que sí puede producir un exceso de vitamina A.
  • Vitamina C. Es muy necesaria para la salud de la piel, activar las defensas y otorgar resistencia a las agresiones particularmente intensas en verano. Interviene en la síntesis de colágeno que es la proteína que da sostén al tejido cutáneo.
  • Azufre. Favorece igualmente la pigmentación de la piel y reduce la inflamación.
  • Silicio. Su carencia produce estrías por falta de elasticidad de la piel, arrugas y envejecimiento prematuro.
  • Zinc. Participa junto con la vitamina A en la regeneración de la piel, en la síntesis de colágeno y elastina.
  • Vitamina E. Es la vitamina antioxidante por excelencia ayudando a mejorar el tejido celular, la circulación sanguínea, y contrarrestar el envejecimiento.
  • Selenio. La capacidad antioxidante de este mineral se potencia con la presencia de vitamina E. Ayuda a mantener la elasticidad de la piel.
  • Glutatión Peroxidasa. Es una enzima antioxidante.
  • Coencima Q-10. Ralentiza el envejecimiento de la piel. Es una sustancia similar a las vitaminas, por lo que es también un potente antioxidante. Es clave en el proceso de producción de energía de la mitocondria, la parte de la célula dónde se produce la energía necesaria para el cuerpo.
 
 
 
 
 
 
 
  • Fotorejuvenecimiento: Con la fototerapia podemos corregir capilares rotos, manchas solares, rojeces, acné... Lo que hace la fototerapia es activar las células de colágeno produciéndose un engrosamientos de la epidermis, también mejora la microcirculación. Ayuda a cicatrizar, desinfectar y secar el acné. En pieles envejecidas y manchas superficiales la fototerapia unifica el tono, aporta luminosidad y textura con lo que se presenta una piel más joven.

 
 

 Antes y después tratamientoantesydespues

 

 
 
 

Escribir un comentario