Sbye

Centros de Salud Integral

Comer menos y hacer más ejercicio ¿Te funciona?

 
 
 
 
 
 
Nos dicen que caminemos más y comamos menos, pero ¿a tí te funciona esta  fórmula? Cada vez más personas recurren a nosotros preocupadas porque están cansadas de aplicar estas indicaciones y no conseguir resultados pero, ¿por qué?
 

Comer menos no es suficiente

 
LLegamos a un punto de nuestra vida en el que el desequilibrio hormonal es fuerte, por ejemplo tras la menopausia, debido a problemas de tiroides, por desajustes de la insulina..., o en el que nuestro estado de enfermedad es importante; estos estado provocan que adelgazar ya no sea posible solo comiendo menos. En estas situaciones suele aparece el sentimiento de culpa, nos sentimos mal porque no logramos el objetivo y hasta nos avergonzamos porque tenemos ganas de comer e incluso nos denominamos glotones sin voluntad.
 
Es verdad que hay que comer un poco menos, nunca pasar hambre, pero eso solo no es suficiente. El prensar que comer menos es suficiente para adelgazar está provocando que en nuestra sociedad muchas personas empiecen a tener miedo a la comida y ese es un problema de primer orden.

 

 

comer menos

 

 

 

 

l

 

 

¿Cómo funciona nuestro cuerpo?

 
A la hora de determinar las cantidades que debe comer una persona tenemos que tener en cuenta las circunstancias de cada uno, además de entender que:
 
  • Todo lo que sucede en el cuerpo está regulado por las HORMONAS;
  • Las hormonas que regulan el sobrepeso se llaman INSULINA y GLUCAGLÓN;
  • Nuestro cuerpo tiende dos reservas energética: el GLUGÓGENO y la GRASA;
  • La insulina se activa con los HIDRATOS DE CARBONO.


Al comer HIDRATOS DE CARBONO generamos INSULINA y se crea una reserva de GLUCOGENO en el hígado. Si el hígado ya está saturado, el resto se conduce al músculo, si el músculo está saturado, el resto se lleva a la GRASA.

 
 

Características de la insulina

 
La INSULINA tiene dos características que debes conocer para comprender las razones por las que no adelgazas pesar de que comes menos y haces más ejercicio:
 
  • Baja el azúcar en sangre, debido a que lo que busca es convertir el hidrato en una reserva de energía. Por tanto si comes SOLO PAN, por ejemplo, nunca te ves saciado, porque igual que lo estás comiendo, se está llendo de tu sangre. De este modo podrías estar comiendo barras de pan todo el día, o cualquier otro hidrato: pasta, galletas, palomitas, zumos, refrescos, frutas...
  • Es una HORMONA CERROJO, esto quiere decir que si la has activado, AUNQUE QUIERAS GASTAR GRASA como combustible, NO PODRÁS. Así que si has comido sólo hidratos (por ejemplo una caña de cerveza) y sales a caminar para adelgazar, no podrás quemar grasa, sólo podrás acceder a tu otra reserva de energía, QUEMARÁS GLUCÓGENO, que o bien lo tienes en el hígado, o bien en tu músculo. ADELGAZARÁS A COSTA DE TU MÚSCULO.

 

 

 

índice

 

 

La última característica de la insulina es la verdadera razón por la que las personas son capaces

 

 

 

 

 

 

resistencia insulina

¿Cómo nivelamos la insulina?

 
Para nivelarla, has de hacer actuar a la otra hormona que regula el flujo de glucosa en sangre, el GLUCAGÓN, encargado de deshacer el glucógeno en el hígado y elevar la glucosa en sangre.

Se activa con PROTEÍNAS, de ahí que ingerir proteínas adelgace y sea saciente. Pero ¡OJO! no nos pongamos todos a comer solo proteínas porque tampoco es bueno y dañarás tu salud. LO IMPORTANTE ES EL EQUILIBRIO.

 

Una dieta basada en proteína puede ser dañina porque:

 

  • La única energía que utiliza el cerebro es la glucosa y esta le llega directamente, así que necesitas HIDRATOS;
  • Si nos pasamos con las proteínas podemos dañar el hígado, el riñón y llegar a deshidratarnos;
  • No se consume grasa corporal y se estimula el temido efecto rebote.

 

Es importante que los niveles de insulina estén equilibrados para evitar la RESISTENCIA A LA INSULINA de la que hablaremos en otros artículos.

Escribir un comentario